peajes

peajes

Es un mantra que ya llevan varios años repitiendo desde la patronal de las autopistas de peaje Aseta. Una huída hacia delante, si tenemos en cuenta, que TODAS las radiales con peaje de la Comunidad de Madrid, se encuentran en QUIEBRA TÉCNICA.

El negocio no da para más, como el bolsillo de los conductores, que se han reducido drásticamente con la crisis, así como la opción de circular por vías de pago.

Viendo que su modelo de negocio ha fracasado, cada pocos meses, esta patronal lanza la amenaza – globo sonda de imponer un peaje en las autopistas construidas por el Estado, construidas con dinero de todos y que se mantienen, igualemente, con el dinero de los contribuyentes.

El argumento de José Luis Feito, presidente de Aseta, es que países como Francia o Alemania, mantienen unos ratios de peajes muy superiores a los de España (que mantiene un 80% de sus vías de alta ocupación libres de pago) y que, si ellos no pudieron permitirse el mantenimiento de sus vías, siendo más ricos, nosotros tampoco.

Soluciones con amenazas

La propuesta que ha llevado ante el Ministerio de Industria arroja jugosas cifras de ingresos para el Estado, que irían desde los 1.600 millones de euros si se impusiesen pagos en algunos tramos o sólo a determinados vehículos como camiones, hasta los 10.000 millones de euros en beneficios si la medida se impusiera de forma general y para todos los conductores.

A cambio, los empresarios de radiales y autopistas de peaje invertirían unos 1.300 millones de euros o asumirían más tiempo de sus ruinosas condiciones para evitar así un rescate del Estado.

La postura de las concesionarias, que no han sabido gestionar su negocio con unas previsiones absurdas de tráfico que nunca se han cumplido, resulta, en el tono amenazadora y, en el fondo, una estafa para el contribuyente, al que quieren dejar sin alternativa de libre circulación y que pague hasta por sacar su coche del garaje.

Una empresa que no ha sabido ser rentable pone al Estado entre la espada y la pared, o me das lo que quiero o dejo caer a las concesionarias en quiebra y asumes las pérdidas. No son maneras.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies