talleres automovil

Campaña para evitar estafas en los talleres

talleresInteresante iniciativa de la asociación de consumidores FACUA Andalucía que ha elaborado un catálogo repasando los derechos del cliente cuando deja su coche en el taller.

Presupuestos que no se cumplen, averías que vuelven a producirse a los pocos días de pasar por el mecánico, que te arreglen piezas “supuestamente” averiadas sin avisarte… los problemas que pueden surgir en torno a una reparación mecánica son casi infinitos.

También pueden surgir en un taller de lunas, claro y para eso resulta muy útil que las organizaciones de consumidores (aunque el Ministerio de Industria también podría haber regulado y hecho cumplir el tema, ejem) den difusión a los derechos del cliente.

Sí, la lógica y el sentido común en muchos casos desaparecen nada más traspasar el portón de algunos talleres.

La garantía

Sí, las reparaciones tienen una garantía. Debe ser de 3 meses o 2.000 km. recorridos, lo que antes ocurra. Si en el proceso se instala una pieza nueva, ésta tiene sus 2 años de garantía marcados por la ley.

Aquí lo interesante, esta garantía cubre cualquier gasto que pueda ocasionar una avería reincidente o mal reparada, como un servicio de grúa.

El presupuesto

Según aclara FACUA, el presupuesto previo al trabajo tiene una vigencia mínima de 12 días, así que nada de cambiar los precios cada hora como con la factura eléctrica. Debe contener el desglose de los trabajos que se van a realizar y su coste: piezas, mano de obra e impuestos.

Un taller no puede reparar averías que no están indicadas en el presupuesto o en el resguardo de depósito.

Usar piezas de segunda mano

Es una práctica muy habitual, sobre todo cuando se disparan los costes o directamente, un repuesto ya no se fabrica. De mutuo acuerdo se pueden emplear piezas usadas, pero hay una excepción que no todo el mundo conoce: Por motivos de seguridad, las piezas involucradas en la dirección, los frenos y la suspensión deben ser nuevas.

Piratas

Para saber si estás en un sitio de confianza, el taller debe exponer una placa con determinada información: ubicación, especialidad, distintivo, matrícula, número de identificación, horario y tarifas. También deben informar de los derechos del consumidor y tener disponibles hojas de reclamaciones.

A pesar de que los peligros son muchos, con un poco de información no hay que temer la visita al taller, la mayoría son honrados y buenos profesionales. Pero siempre está bien conocer nuestros derechos.

No Comments

Deja un comentario