La visibilidad y el buen estado del parabrisas son fundamentales a la hora de conducir con seguridad en un día lluvioso de invierno. Las bajas temperaturas del exterior provocan la aparición del vaho, un parabrisas empañado en un día lluvioso imposibilita la conducción. No hay grandes trucos...