parabrisas antilluvia cristalbox fuenlabrada

La visibilidad y el buen estado del parabrisas son fundamentales a la hora de conducir con seguridad en un día lluvioso de invierno.

Las bajas temperaturas del exterior provocan la aparición del vaho, un parabrisas empañado en un día lluvioso imposibilita la conducción.

No hay grandes trucos para mejorar la situación, simplemente debemos evitar tocar el parabrisas (ni con un trapo, ni papel, ni la mano, ya que las marcas que dejamos hacen que se vuelva a empañar) y desempañarlo con aire caliente, dirigiendo el flujo hacia el cristal.

Otra opción para mejorar la visibilidad es utilizar un tratamiento antilluvia que hace resbalar las gotas y permite prescindir de accionar los limpias a velocidades superiores a 80 km/h. (menos recomendable en ciudad, es una opción muy cómoda para viajes por autopista).

El tercer consejo para conducir con lluvia es fundamental: aumentar la distancia de seguridad, ya disminuye nuestra visibilidad y aumenta la distancia de frenado con el suelo mojado.

Por último, aunque no esté congelada, podemos mejorar mucho la visibilidad a través de la luneta trasera activando los hilos térmicos que harán resbalar las gotas de lluvia y nos proporcionarán una visión mucho más clara.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies