Pues su propio nombre lo indica, como si los cristales estuviesen “tintados”. Aunque no es una técnica perfecta, ya que es un trabajo manual (artesano!) Hay mucho recorrido entre la burbuja y un buen trabajo. Y, aunque la perfección no existe, la buscamos cada día 🙂

Os dejo las fotos de cómo quedó finalmente el Fiesta, bastante mejor de como entró.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies