seguros

Mapfre le ha declarado la guerra a los bancos y denuncia la competencia desleal que hacen los bancos para conseguir nuevas pólizas utilizando la información que tienen de sus propios clientes y que contraten con las aseguradoras propias de la entidad.

El procedimiento podría incumplir la ley de protección de datos y unas cuantas normas sobre competencia, ya que se haría un filtrado de los movimientos de cuentas para localizar la domiciliación de un seguro, conocer el importe y así poder contraofertar con un precio inferior.

Ni el cliente ha autorizado el tratamiento de sus datos con fines comerciales ni parece que sea una práctica de cara al resto de operadores del sector. El banco aprovecha información privilegiada en su propio beneficio.

La crisis ha convertido a los bancos en el peor enemigo de muchos sectores, no sólo de los sufridores con una hipoteca, también de las aseguradoras y de las inmobiliarias, que ven como se conceden únicamente préstamos para la compra de casas que tiene en cartera la propia entidad.

Parece que este sector está usurpando con malas artes y ventajas injustas nuevos mercados. La competencia es libre, pero las reglas del juego deben ser igual para todos.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies