tintar lunas wv golf cristalbox fuenlabradaTintar las lunas y un parabrisas inteligente pueden volver tu coche de lo más autónomo. Y es que hace ya bastantes años que la evolución tecnológica se ha centrado no en encontrar nuevas fuentes de energía o maximizar su rendimiento sino en aprovechar al máximo los combustibles de los que disponemos. Al igual que la tendencia en las casas es la de aislar al máximo para no derrochar recursos y mantener la temperatura, en nuestros vehículos se intentará implementar dicha táctica en pocos años.

Es un recurso que aumenta notablemente la seguridad de los ocupantes: en caso de colisión evita que los trozos de cristal se proyecten sobre los pasajeros, quedando totalmente pegado e impidiendo además que entren objetos del exterior. Pero además es una forma estupenda de ahorro de energía. La lámina solar se aplica en coches y edificios gracias a sus propiedades térmicas, es capaz de mantener la temperatura de los habitáculos ahorrando en el uso del aire acondicionado y la calefacción, esto es menos combustible. Además protege nuestra salud tintar las lunas permite poner un importante bloqueo a los rayos dañinos del sol, con el tintado de lunas se reduce su paso en un 99% en el caso de los UV.

El parabrisas es una superficie importante de nuestro vehículo, así como otros cristales en relación con la fachada total de un edificio. Desperdiciar estos espacios sin otorgarles un papel activo en el funcionamiento del tráfico o las ciudades parece ya cosa del pasado. Un grupo de investigadores del Georgia Institute of Technology han desarrollado un sistema de nanogeneradores capaces de aprovechar la energía que se genera por la fricción del parabrisas con la lluvia o el viento. Para ello se utiliza un revestimiento cargado negativamente, que produce electricidad al entrar en contacto con las gotas de agua cargadas positivamente.

Para obtener energía del viento se utiliza un sistema bicapa que libera la energía por medio de la presión que ejerce el aire.

De momento, la energía obtenida mediante estos dos procesos apenas sería suficiente para alimentar un smartphone en modo de espera, pero en estos casos lo importante es dar con los sistemas adecuados, ya que luego, mejora rápidamente su eficiencia a la hora de captar y generar energía.

Una nueva pista sobre cómo el coche del futuro no solo ahorrará energía sino que también será capaz de producirla.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies