parasol

Por debajo de los 20 grados el aire acondicionado supone un gasto importante en el consumo de tu coche. En concreto un 20% más que si no lo llevaras puesto. Gracias a las nuevas tecnologías en la mayoría de coches es posible fijar la temperatura exacta, pero además existen otros trucos para no derrochar dinero y viajar de manera confortable en verano.

Lo ideal es poner el aire acondicionado a 22 grados y no forzar el sistema al máximo. Para ello, es mejor enfriar el coche de forma alternativa justo antes de entrar.

  • Una opción es buscar aparcamiento a la sombra siempre que sea posible, aunque si es debajo de un árbol nos arriesgamos a encontrar alguna que otra sorpresa a la vuelta de parte de pájaros y palomas
  • Utilizar siempre el parasol. Incluso en invierno, es recomendable colocar el parasol en el parabrisas: no sólo refleja gran cantidad de calor, evitará que el volante nos queme literalmente las manos y además, contribuye a conservar en buen estado los plásticos y el color de la tapicería.
  • Abrir y cerrar la puerta del conductor unas cuantas veces (con la del copiloto abierta) antes de montar para sacar el aire caliente.
  • Tintar los cristales permite rechazar gran cantidad de calor, evita los deslumbramientos y además bloquea los rayos dañinos UV del sol.

¿Tienes algún truco para evitar que se caliente el coche en verano? Cuéntanoslo!

 

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies