lateral quant

Alas de gaviota Quant e Sport limousine  Parece que la industria del automóvil ha decidido el fin del petróleo como combustible. La apuesta no sólo es por la electricidad, sino que en apenas unos meses se han puesto en circulación modelos impulsados por gas natural (Seat León) híbridos de todo tamaño y rendimiento y lo último para dar esquinazo a la gasolina: agua de mar.

Después de años de inmovilismo, el consumidor hoy tiene más opciones que nunca. No hay más que darse una vuelta por el Salón del Automóvil de Ginebra para comprobar cómo la investigación ha conseguido tecnologías para el vehículo increíbles.

Es el caso de la empresa nanoFlowCell, que ha presentado su vehículo de investigación Quant-e Sportlimousine, un prototipo de diseño impresionante, aunque más aún lo es su tecnología. Este banco de pruebas rodante funciona a través de una batería con tecnología “de flujo” (de ahí el nombre de la empresa flow cell).

lateral quant

Se trata de una combinación de batería electroquímica y pila de combustible convencional. La electricidad se genera a través de una reacción redox (oxidación – reducción clásica), basada en la transferencia de fluidos que contienen soluciones electrolíticas (esto es de sales metálicas, ¿podrá ser utilizado con simple agua de mar?). Vamos la clásica electrólisis de toda la vida, pero en la batería del coche. El caso es que esta tecnología comenzó a utilizarse en los años 70 por la NASA como forma de acumular energía para los vuelos espaciales.

Tecnología espacial en un vehículo de calle. Este tipo de baterías presentan varias ventajas con respecto a las que se utilizan hoy de ion litio, no se degradan con tanta rapidez y son más eficientes en condiciones de frío.

Según el fabricante, todo esto que suena a guión de película de ciencia ficción, podría estar en la calle este mismo 2015. Durante todo este año se harán las pruebas con cuatro prototipos hasta obtener la homologación para su uso en las ciudades. No sabemos si funcionará con agua salada simplemente, o venderán un fluido específico con sales metálicas, pero la idea de echar agua con sal al coche, en lugar de gasolina, es más que atractiva.

frontal quant e sportlimousine

One Trackback

  1. […] salón del automóvil de Ginebra está dejando interesantes novedades. Del coche que funciona con agua de mar asistimos a la desaparición del “espejo retrovisior”. Pero sólo del espejo y para […]

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies