Aunque los avances en el cine digital y los efectos especiales son espectaculares, todavía no hemos alcanzado la perfección como para “recrear” todo lo que tenemos en la cabeza y, todavía existen complicados rodajes para hacer realidad las escenas más imaginativas.

Mini ha decidido vender su último rediseño con una original retrospectiva de todos sus modelos anteriores que caen como fichas de dominó. El anuncio se llama “Reacción en cadena” (Chain Reaction) y aunque no lo parezca, los coches que caen son reales. El fabricante ha decidio mostrar en un making of los trucos utilizados durante el rodaje para crear la ilusión de que caen unos vehículos sobre otros sin que parezca un desastre.

Cortes de tráfico, cámaras y grúas especiales, conductores profesionales para el modelo y la grabación, incluso una persona encargada de la seguridad que se ocupaba de ocultar el coche para evitar filtraciones antes de su lanzamiento.

Ya sabéis que a nosotros nos gusta mucho la publicidad del automóvil, aquí un post que hablaba sobre anuncios memorables… ¿te gusta conducir?

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies