seguro de coche

Esta vez son 225 millones de euros destinados a incentivar la compra de vehículos nuevos, más modernos y menos contaminantes a cambio de sacar de la circulación uno con más de 10 años.

Sin embargo, este último plan de incentivos a la compra, viene con la sombra de ser el último o al menos, de mantenerse en sus formas. Este tipo de subvenciones han sido muy beneficiosas para el empleo en el sector y para el propio Gobierno, que ha obtenido como retorno de su inversión menos importaciones de combustible (los coches nuevos consumen mucho menos) y algunos impuestos como el de matriculación o la tributación de la propia ayuda a la compra, que no olvidéis tributa a final de año en la declaración de la renta. El mantenimiento del trabajo también supone un retorno de la inversión en forma de cotizaciones y gasto.

Pero después de 8 ediciones parece que estas subvenciones podrían desaparecer o al menos cambiar significativamente; de momento, se reduce la cuantía de la ayuda que pasa a ser de 1.500 euros en lugar de 2.000, 750 aportados por Industria (que habrá que declarar a Hacienda) y 750 del propio fabricante.

Una buena medida para mejorar la calidad del aire de las ciudades renovando el parque móvil, pero que podría despertar los recelos de otros sectores que no reciben este tipo de ayudas por parte de la Administración ¿qué opináis? ¿se debe mantener? Una vez que acabe este plan PIVE se habrán sustituido en las 8 ediciones 185.000 vehículos viejos.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies