sustición de parabrisas cristalbox fuenlabrada edtiEn los últimos meses ha aumentado el número de carrocerías y talleres mecánicos dedicados al cambio de lunas y parabrisas. Aunque puede parecer fácil, existen una serie de especificidades técnicas y de los materiales que, si no se cumplen, dan como resultado las temidas “vías de agua”.

Cada vez más los vehículos incluyen tecnologías de ayuda a la conducción en el parabrisas, sensores de lluvia, hilos térmicos, etc. Si un taller (especializado o no) realiza mal la instalación del parabrisas pueden darse varios problemas, algunos de ellos graves:

  • Colocación de un parabrisas equivocado: Hemos detectado casos de clientes a los que se pone un cristal equivocado. Para un mismo vehículo puede haber dos y tres tipos de parabrisas, con banda antideslumbramientos, con o sin control solar, con sensor de lluvia, etc. Lo cierto es que una equivocación aquí implica que el mal taller te puede dejar sin un sensor que traía tu vehículo, puedes perder la protección solar o incluso ver que han “pegado” tu retrovisor porque se han equivocado de cristal y en el que han pedido no viene el soporte. Tarde o tremprano ese retrovisor ¡se va a caer!
  • Ojo con las cachas y la tapicería interior: La casi totalidad de los vehículos ya se fabrican hoy mediante sistema de pegado. Para retirar el cristal se hace por corte, para hacerlo bien y no estropear es necesaria una cosa: práctica, práctica y práctica. Hemos recibido a clientes que les han hecho bastante avería al dañar las cachas del vehículo u otras zonas del interior que han sido cortadas.
  • El pegamento: El nuevo cristal se adhiere al vehículo con un pegamento especial llamado “resina de poliuretano” (nosotros usamos la marca SIKA) y un activador del pegado. Es fundamental que este material sea de buena calidad y, sobre todo, que se aplique correctamente. Existe una técnica muy concreta de aplicación que consiste en la unión de los puntos de encuentro del material, si esto no se realiza, el agua entrará por el parabrisas cuando menos te lo esperes.
  • Molduras: La falta de experiencia también supone que no van a tratar tus molduras como se merecen. Muchos vehículos que han sufrido un mal cambio de parabrisas llevan estas piezas de goma totalmente deformadas por una mala manipulación de los operarios.
  • Colocación: Cada modelo tiene una posición concreta para su parabrisas. Para ello, se desmonta el torpedo y se “planta” en el punto concreto que marca el fabricante. El problema es que el cliente no puede ver como ha quedado bajo el torpedo y en algunos casos el resultado es que no encaja donde debe y comienza a entrar aire. Resulta muy molesto oír continuamente una entrada de aire al conducir.
  • Rotura de piezas: Otro de los problemas que hemos encontrado en clientes es que vienen con piezas sueltas o “repegadas” porque en el momento del desmontaje, los opererarios han roto las grapas que sujetan estas partes. Es común que alguna parta, ya que son piezas de plástico, pero nosotros, en tal caso la reponemos, ya que disponemos de stock. El mal taller la pegará o no hará nada y el resultado son ruidos desconocidos en el vehículo por vibraciones y mala colocación de los elementos desmontados.

Éstos son sólo algunos de los problemas que puedes encontrar ante un mal cambio de parabrisas, todos son reales y los hemos visto en clientes que traían un cambio previo de parabrisas.

Desde luego, hay talleres no especializados que pueden hacerlo bien o incluso atreverse con modelos fáciles. El caso es que son muchas las variaciones y elementos que cuidar. Todo esto se aprende y conoce, únicamente, con la experiencia de llevar muchos años y modelos de coche cambiando parabrisas. Mi recomendación sincera es que repares tu vehículo siempre en sitios especializados: en mecánica, electrónica, cristalería, neumáticos, etc. ¿O llevarías una avería importante a un multitaller de un centro comercial? Puede salir caro y talleres Pepe lleva toda la vida haciéndolo y sigue abierto ¿será porque los clientes de su barrio están contentos?.

2 Trackbacks

  1. […] que han venido a nuestro taller a solucionarlo. Una luna mal puesta tiene todas las posibilidades de generar entradas de agua en el vehículo: como mínimo mancharás la tapicería interior de los paneles y cachas delanteros, si la cosa es […]

  2. […] que en la ITV se realiza revisión del parabrisas y es posible un negativo por este motivo. Además evitarás tener que cambiar la luna, conservando así todas las ventajas que te ofrezca tu […]

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies