coches usados

Un 52% de los conductores que adquirieron un coche de segunda mano a un particular se ha arrepentido por el resultado que le ha dado el vehículo.

campa-coches-usados-cristalbox-fuenlabradaAverías ocultas, desgaste de las piezas y ningún respaldo en forma de garantía son los contras de una opción que tiene un pro muy importante: el precio.

Y es que la inversión media en un coche de segunda mano comprado a un particular ronda los 3.000 euros, mientras que si trasladamos la compra a un profesional del vehículo de ocasión, casi se duplica, llegando a una media de 6.000 euros de inversión; aunque en este caso sí se puede obtener una garantía de un año (aunque la mayoría de las veces hay que pagarla).

El problema es que las estafas y las ventas con averías que no merece la pena reparar están a la orden del día y si no cuentas con un mecánico de confianza antes de firmar, la compra-venta entre particulares se puede convertir en un timo casi imposible de reclamar.

Lo peor de todo lo que señala el estudio de Ganvam, es que un 13% de los conductores que compraron el vehículo a un conocido, también se arrepintió.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies