El sitstema ideado por Bosch se estrena en el Volvo XC90 y supone un avance en cuanto a consumo de agua y mejora en el ángulo de limpieza. Se acabó mojar al vehículo posterior y al de al lado, el nuevo invento se integra en el propio brazo del limpia.

La marca asegura que con su sistema mejora la visibilidad del conductor, la eficacia de la limpieza y se consigue un ahorro de agua superior al 30%.

Para mejorar los resultados de la acción, el sistema sólo expulsa agua cuando el brazo del limpia va en sentido ascendente, para aprovechar al máximo el líquido y obstruir la visión lo menos posible.

No es ninguna tontería mejorar los sistemas de limpieza de los parabrisas ya que cada vez son más los sensores ubicados en la luneta delantera del vehículo que precisan de recibir información (lumínica fundamentalmente) para activar otros mecanismos del coche (asistencia a la conducción, sensor de lluvia, luces, etc.)

En el vídeo podéis ver una comparativa de cómo funciona el nuevo brazo de Bosch y el “chorro” tradicional.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies