presion-neumaticosUn inflado incorrecto de los neumáticos del coche produce más consecuencias económicas de las que creemos. La más evidente, en el propio neumáticos, que presentarán un desgaste irregular y nos obligarán a cambiarlos antes de tiempo. Pero al cambio prematuro de ruedas hay que sumar un mayor consumo de combustible y en una cifra, nada desdeñable: casi un 7% más.

El Grupo Andrés ha publicado un informe relativo a los consumos previstos de este verano y, las previsiones son de una importante cantidad de gasolina o diésel desaprovechado, ya que son 3 de cada 4 vehículos los que llevan una presión incorrecta.

La cifra, en el cómputo anual es para reflexionar: 775 millones de litros de carburante desperdiciados.

Riesgos para la seguridad

Además del gasto de dinero extra, el inflado incorrecto acarrea importantes problemas de seguridad. El desgaste irregular provoca que aumente el esfuerzo del conjunto para funcionar, la temperatura y por tanto, la integridad del neumático, que se vuelve 3 veces más vulnerable a sufrir un reventón.

También es más fácil pinchar o provocar la rotura interna de la goma (los clásicos huevos) por un bordillazo.

Recuerda que la presión idónea de los neumáticos, además, varía en función del uso que le vayamos a dar al coche: por ejemplo, si este verano vas a emprender un viaje largo y con una carga importante (todas las plazas ocupadas, maletas) es recomendable incrementar el inflado. Luego recuerda volver a quitar presión: ¡es tu dinero!

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies