carreteras españolas mantenimiento

La buena tendencia en reducción de muertos en carretera de principios de la década quedó interrumpida por la crisis. Y es que el mantenimiento de las carreteras juega un papel fundamental en la siniestralidad. En 2016, el número de fallecidos aumentó un 2,6% con respecto al año anterior.

Según la AEC (Asociación Española de la Carretera) la red española presenta un déficit de inversión de, al menos, 6.600 millones de euros, solo para destinarlos al mantenimiento del firme. Además, harían falta inversiones adicionales para poner al día señales verticales, barreras en mal estado, repintar marcas viales, etc.

Si al mal estado de las carreteras le sumamos el aumento en la edad del parque móvil, (la media de antigüedad de los vehículos españoles es de 13,6 años) el riesgo para los conductores aumenta considerablemente.

Y es que además de apelar a la responsabilidad de los conductores, el entorno juega un papel fundamental en la seguridad; las carreteras con marcas viales en los bordes tienen un 66% menos de accidentes, por ejemplo. Unos guardarraíles adaptados a las peculiaridades del motorista evitan que una simple caída y arrastre se convierta en un accidente mortal.

Por tanto, si vas a conducir esta Semana Santa, mucho cuidado en la carretera, socavones, marcas invisibles y el asfalto en mal estado están a la orden del día en las carreteras españolas.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies