Pasar la ITV con las lunas tintadas

lamina solar passatSi has tintado las lunas de tu coche hoy ya no tienes que tener ningún miedo a la hora de pasar la ITV. La normativa es clara y la gran mayoría de los talleres la cumplen a rajatabla para que no haya ningún problema. Sólo debes tener en cuenta dos requisitos sencillos para que tu laminado sea “legal”:

  1. La homologación. Se trata de un documento acorde a los requisitos fijados por el Ministerio de Industria que te proporcionarán en tu taller cuando vayas a recoger el vehículo. Es un simple escrito con las características del coche (matrícula, modelo, bastidor, etc.) y de la lámina. Deberás llevarlo junto con la tarjeta de inspección técnica.
  2. Los sellos. Estos no tienes ni que acordarte de llevarlos, ya que se adhieren en el cristal que lleva la lámina. Todos los cristales deben llevar el suyo. Tu taller se encarga de ponerlos.

Y esto es todo. No hay que hacer una inspección extraordinaria como cuando pones una bola de remolque, ni nada por el estilo. Recuerda que tanto en la ITV como en un control rutinario de la Policía o Guardia Civil de carretera te pueden requerir el papel de homologación, por eso, lo mejor es guardarlo junto al resto de documentación del vehículo.

Y recuerda que en España, sólo se puede laminar la parte trasera del vehículo, oscurecer las ventanillas de conductor y copiloto es ilegal. La ley prohíbe expresamente el laminado en cualquier superficie acristalada que se encuentre en un ángulo de 180º de visión directa hacia delante.

5 Comments

Post A Comment