tintado de lunas

Tradicionalmente asociamos el tintado de lunas con el calor y el verano, aunque es una de sus principales funciones, la de reducir la temperatura y filtrar los rayos dañinos del Sol, el tintado de lunas también supone un importante incremento de la seguridad en cualquier época del año.

En caso de colisión, la lámina solar protege a los ocupantes ante cortes en la cara, las manos y los ojos. Son las zonas expuestas a los cristales que saldrían despedidos, ya que las ventanillas de todos los vehículos están fabricadas en vidrio templado, si lo golpeamos se rompe en pedazos, no como el parabrisas con láminas intermedias que lo mantienen de una pieza.

Precisamente, es así como funciona la lámina solar, manteniendo las ventanillas y la luneta térmica de una sola pieza; de este modo reduce las lesiones de los ocupantes por cristales al mínimo y aumenta también la seguridad en caso de robo dificultando el acceso al interior del vehículo, ya que el cristal, aunque golpeado, se mantiene en su sitio de una pieza.

Así que ya sabes, cualquier época del año es buena para aprovechar las ventajas del tintado de lunas, al ahorro, la eficiencia en la temperatura y la protección del interior hay que sumar sin duda, un aumento importante en la seguridad.

 

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies