tintado de lunas hasta delante

lateral lámina solar peugeot 308

Tintar las lunas del vehículo es sencillo, muy práctico y no genera ningún problema al cliente, siempre y cuando lo haga en un taller solvente. En varios foros de internet en los que participo, he encontrado muchos casos con problemas que ni se me había pasado por la cabeza que pudieran ocurrir, pero que pueden darse y a veces, tienen solución complicada, cara o directamente, imposible.

Os hago un recopilatorio por si alguna vez os encontráis en la misma situación, que sepáis cómo actuar o qué puede ocurrir si el laminado del vehículo no se ha hecho correctamente:

  • Tintado hasta delante: En ningún taller te pueden realizar el tintado de lunas en las ventanillas delanteras. Este”privilegio” está reservado para los vehículos oficiales o especiales que montan “cristales privados” (llevan un tinte real, no lámina, de fábrica). Nosotros pensamos que una lámina con buen índice de transmisión de la luz sería una gran ayuda para protegerse de los efectos dañinos del sol, pero, de momento, no está permitido. Si tu coche lo lleva, no pasarás la ITV y te expones a una multa, lo mejor es quitarlo, por muy clarita que sea y pienses que no se va a notar, ¡se darán cuenta!

La ley prohíbe expresamente el laminado en cualquier superficie acristalada que se encuentre en un ángulo de 180º de visión directa hacia delante.

  • Comienza a despegarse: Si tu lámina empieza a despegarse y se ve a simple vista, tienes un problema. Depende de lo “pijos” que sean en la ITV pueden echártela para atrás. No está permitido que la lámina presente desperfectos como éste ni burbujas de tamaño considerable (Aquí un ejemplo de un cliente que vino para que retiráramos la lámina de su vehículo comprado de segunda mano).
  • Marca de lámina desconocida: En esto la ley es estricta. Hay una serie de pruebas de resistencia y durabilidad de los materiales que toda lámina debe superar para ser homologable en España y Europa, así que nada de cogerlas de los chinos o un centro comercial. Por si te pica la curiosidad, una lámina como la nuestra, Energysa, se somete a temperaturas de 60ºC durante más de tres horas y se sumerge en agua para comprobar su resistencia al calor y su capacidad de adherencia al cristal. También hay un espesor específico.

A veces, los clientes nos preguntan por qué hay tanta diferencia de precios entre unos talleres y otros, la calidad de la lámina puede ser una respuesta. El rollo que utilizamos tiene un precio elevado, pero merece la pena por lo bien que se trabaja una buena lámina y la seguridad de que el cliente no va a tener ningún problema durante al menos, 10 años.

  • Coche de segunda mano ya laminado: Recuerda siempre ¡pedir la HOMOLOGACIÓN! (folio o cartoncito con la marca de la lámina y el sello del taller instalador) Hay tantas cosas en las que fijarnos al adquirir un vehículo de segunda mano, que se nos puede pasar este detalle. Fíjate que TODAS las ventanillas y la luneta trasera tengan su marca: suele ser una pegatina con el logo del fabricante de la lámina o un código numérico.

Si vas a comprar un vehículo y no cuentan con los sellos y la homologación, intenta negociar el precio para cubrirte el coste de “deslaminar”. Tampoco dejes que quiten la lámina si no sabes dónde se va a hacer, porque, si se hace mal, lo más seguro es que corten los hilos de la térmica y deje de funcionar. El deslaminado es más delicado que la colocación incluso, así que, siempre en taller especialista. Ningún taller puede homologar una instalación y una lámina que no han hecho ellos, sólo queda quitarla.

  • No hay taller de referencia: El tintado itinerante tiene sus riesgos: ¿y se se te rompe uno de los cristales tintados? ¿volverás a encontrar al que te lo hizo? Con suerte, sí y seguirá trabajando con la misma lámina, pero, cuando la Ley de Murphy se pone en acción, puedes quedarte con un cristal sin laminar o no encontrar el mismo tono de lámina utilizado por el individuo, porque no sabes cuál es. Si utilizas marcas conocidas: Solarchek, Energysa, etc. tienes la seguridad de que encontrarás de nuevo tu tono. También es conveniente reflejarlo en el seguro, así no te supondrá ningún coste un cambio de ventanilla o de la térmica.
  • Espejos retrovisores: No suele ser un problema, pero conviene recordar que la ley también establece que para laminar un vehículo, éste debe contar con dos espejos retrovisores.

La lista de posibles “marrones” es larga, pero no hay que asustarse, cualquier taller decente y legal lleva todo el papeleo al día y el cliente no tiene que preocuparse de nada. Recuerda que la lámina mejora la seguridad en caso de impacto al mantener los trozos de cristal pegados, dificulta los robos, filtra la práctica totalidad de los rayos UV del sol, protege la tapicería, elimina los deslumbramientos y mantiene la temperatura del vehículo ahorrando en combustible y climatización. Inversión pequeña (precios) y múltiples beneficios.

  1. 11/05/2017

    Quisiera un presupuesto para poner laminas starteck supreme en mi bmw 420 Gran coupe.

3 Trackbacks

  1. […] láminas instaladas deben estar homologadas por Industria. Esto es pasar una serie de pruebas de resistencia y composición de los materiales en un laboratorio […]

  2. […] Precauciones con el tintado de lunas […]

  3. […] te dé. Una diferencia de 20 euros se puede convertir finalmente en un gasto mayor de tener que deslaminar para evitar una multa o que te tiren la […]

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies