limpiaparabrisas

Un parabrisas puede rajarse por varios motivos, entre los más comunes se encuentra el empeormaiento de un impacto por culpa de un bache o cambios bruscos de temperatura.

Pero hay otras situaciones que pueden romper el parabrisas, una de ellas en es el box de lavado. Siempre es más recomendable para conservar la pintura del vehículo en buen estado utilizar la pistola para su limpieza, sin embargo, en determinados boxes los cables que cuelgan de los brazos pueden hacernos una auténtica faena si se topan con los limpiaparabrisas del vehículo.

Los brazos de los limpias, en su mayoría metálicos pueden hacer el juego completo de giro como se ve en la secuencia de fotos que hemos puesto, y caer de forma brusca sobre el cristal empujados por la manguera de la pistola. Un golpe seco como este basta para romper un parabrisas.

Cuando laves tu coche ten mucho cuidado al dar la vuelta si tus limpias tienen opción a girar y caer por la parte metálica sobre el parabrisas puedes provocar un impacto o una rotura con mucha facilidad.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies