Cómo proteger los ojos de los niños del Sol

Protege la piel y los ojos de los niños del Sol

Los primeros años de vida son fundamentales para cuidar la exposición al Sol de los más pequeños; por eso, es importante proteger su piel pero también sus ojos. Para ello, el tintado de lunas es la mejor y casi, la única opción.

La elevada exposición a la radiación solar durante la infancia puede acarrear problemas de visión en la edad adulta: cataratas y degeneración macular pueden verse potenciadas.

Durante la infancia, el cristalino, encargado de filtrar los rayos ultravioleta, no funciona a pleno rendimiento, esto ocurre a partir de los 12 años; hasta entonces, deja pasar más de un 75% de la radiación. El parpadeo ante una luz intensa tampoco funciona a pleno rendimiento en los niños que vemos como muchas veces, son capaces de quedarse mirando fijamente al Sol y otra fuente de luz sin que aparentemente, les moleste.

La propia pigmentación del iris es otro factor de protección o de riesgo, los ojos claros son más sensibles al paso de la radiación solar. Al igual que en la piel, la radiación en la vista se acumula.

Por este motivo el uso de gafas de sol y filtros como la lámina solar en el interior de los vehículos se hace fundamental para cuidar su visión.

Proteger también la piel

La Skin Cancer Foundation hace años que recomienda la instalación de lámina solar en los coches para proteger a los ocupantes de los efectos dañinos del Sol. No es nada habitual utilizar crema solar antes de comenzar un viaje en coche, por lo que el tintado de lunas es una buena solución.

El parabrisas está fabricado para bloquear los rayos UVB y UVA, sin embargo, las ventanillas laterales solo bloquean los rayos UVA (El parabrisas está hecho de un cristal de seguridad con una lámina intermedia con un tratamiento y las ventanillas y luneta térmica son cristal templado común).

Durante años los dermatólogos han observado que los daños del Sol en muchos pacientes eran mayores en un lado de la cara o en un brazo, esto se debe a la exposición a través de la ventanilla. Este riesgo se traslada incluso a la oficina. Si estamos expuestos a la luz solar a través de un cristal común durante un tiempo prolongado, estamos en peligro.

Los dermatólogos en EE.UU. han sido capaces de identificar mayor número de melanomas in situ, en el lado izquierdo de los pacientes, el más expuesto en el coche.

Esta asociación recomienda viajar con crema protectora, ropa con filtro solar o bien, instalar láminas homologadas para protegernos del Sol.

No Comments

Deja un comentario