Raja en el parabrisas ¿me entrará agua?

Parabrisas

Si tienes la mala suerte de tener una rotura en tu parabrisas durante un trayecto lo más importante que debes hacer es mantener la calma, el cristal se mantendrá en su sitio.

Una piedra proyectada por otro coche puede producir una raja en el parabrisas, también se puede abrir debido a un impacto anterior que al pasar por un bache termina por romperse, los cambios bruscos de temperatura también pueden hacer que un impacto se convierta en una raja y haya que cambiar el parabrisas.

Muchos clientes se preocupan al ocurrirles en carretera, pero aunque es una incidencia urgente que hay que reparar (conduce solo hasta tu taller o puede que te lleves una multa de la Guardia Civil), no hay que preocuparse.

Aunque el parabrisas esté rajado de arriba abajo no entrará agua si está lloviendo, ni se despegará de la carrocería. Los parabrisas están fabricados con una lámina plástica intermedia de seguridad que evita que el cristal se rompa en pedazos en caso de colisión (queda todo de una pieza).

Así, en caso de rotura, puedes estar tranquilo, el parabrisas de tu coche se mantendrá de una pieza, te protegerá del viento y del agua hasta que llegues a tu taller. Eso sí es muy importante arreglarlo lo antes posible, ya que, además de la multa por circular con el parabrisas en mal estado, se ve comprometida la seguridad de todo el vehículo, ya que esta pieza es un apoyo importante en caso de colisión: absorbe la energía en caso de vuelco o impacto lateral y frontal.

Su papel en cuanto a la seguridad es muy importante, pero si se te raja en carretera, mantén la calma y acude a tu taller más cercano.

No Comments

Deja un comentario