tintado de lunas audi

¿Cuál es la diferencia entre la lámina solar y el tintado de fábrica? Aunque el propio nombre puede llevar a error y parecer que son lo mismo, nada más lejos de la realidad. Hay diferencias entre ambas opciones y son muy importantes. Vamos a explicar lo que es cada cosa para que puedas elegir con toda la información qué es lo que más te conviente para tu coche, si un tintado (lámina solar) de lunas tradicional o bien, optar por el cristal privado que ofrecen los concesionarios.

Tintado de lunas o lámina solar

Este procedimiento, que es el que realizamos los talleres especializados en cristalería del automóvil, consiste en aplicar una lámina “plástica” que se adhiere por calor a los cristales de tu coche. La clave de este servicio está en el material empleado, (de ahí la importancia de escoger lámina de calidad) que es el que aporta las ventajas a tu coche.

La lámina solar está formada por pegamentos y fundamentalmente poliester que se somete a un tratamiento muy conmplejo capaz de darle sus características tan deseadas: bloqueo del calor y eficaz filtro de los rayos UV del sol.

Nosotros trabajamos con Energysa MADICO, pionera en el uso de lámina “extruded”, la misma tecnología que utilizan los fabricantes americanos y los más punteros en Europa. Este tipo de tintado de lunas asegura una estabilidad del color extraordinaria, puede aguantar más de 10 años sin decolorarse.

ventanilla lamina energysa megane

Además del valor estético, el tintar las lunas con lámina solar proporciona otros beneficios muy importantes: dependiendo de la tonalidad elegida podemos bloquear el calor y aislar del frío exteriores en ratios que superan el 60% (con el consiguiente ahorro de combustible al no tener que utilizar tanto el aire acondicionado y la calefacción).

Para las personas sensibles al sol, los niños pequeños y conductores habituales, el tintado de lunas incluye otra ventaja fundamental para la salud: el filtrado del 99% de los rayos solares dañinos UV. Los parabrisas, incluyen una pequeña capa en su composición transparente que filtra estos rayos, pero los cristales laterales y la luneta trasera no, el vidrio templado deja pasar las radiaciones. Se puede solucionar fácilmente con la instalación de lámina solar, de hecho, la Skin Cancer Foundation recomienda el tintado de lunas para todos los conductores como medida de protección contra el cáncer de piel.

El aumento de la seguridad en caso de colisión es otra de las ventajas de tintar los cristales de nuestro coche. Ante un accidente, la lámina solar permite que los cristales laterales y la luneta térmica se mantengan de una pieza, esto es que no se proyecten los fragmentos de cristal sobre los ocupantes del vehículo, normalmente impactan en cara y manos, que van al descubierto produciendo lesiones importantes y cortes. Con la lámina solar, los cristales aunque rotos, quedan pegados al material, que se mantiene íntegro y en caso de salir proyectado lo hace de una sola pieza.

Por último otras funciones del tintado de lunas muy útiles son la privacidad (ante elementos que podamos dejar en el coche, como herramientas en el caso de los profesionales o sillitas de niño muy codiciadas por los ladrones) además de no permitir ver con claridad el interior del vehículo, la lámina también dificulta el robo, ya que es más difícil para el ladrón acceder al interior rompiendo un cristal ya que, como hemos dicho, se queda de una pieza y tardaría mucho más tiempo en tratar de “arrancar” la ventanilla entera, que ante un vehículo que no lleva tintado y de un solo golpe puede robar el interior.

Además del valor estético (el tintado de lunas rejuvenece el aspecto exterior del vehículo) también protege el interior de la degradación del sol. Tapicerías y plásticos envejecen mucho mejor si están protegidas por lámina solar que si no. Nuestros interiores se mantendrán en mejor estado y por más tiempo.

En caso de conducción al amanecer y al anochecer con el sol de espaldas, tintar las lunas elimina los deslumbramientos por el sol y, en conducción nocturna, reduce extraordinariamente la fatiga ocular (uno de los benefecios que más notan nuestro clientes) ya que elimina por completo los deslumbramientos de los otros coches, que aumentan la fatiga y el cansancio.

Así pues, la instalación de láminas solares en nuestro vehículo aporta múltiples beneficios: bloqueo del calor y ahorro de energía, filtro de los rayos solares, mejora de la seguridad, privacidad, protección frente a robos y mejor conservación de los interiores de nuestro coche.

Tintado de fábrica o cristales ahumados

Esta opción muchas veces se confunde con la aplicación de un tintado de lunas. Algunos clientes llegan a nuestro taller preguntando por qué no notan una disminución del calor si llevan los cristales tintados de fábrica. Esta opción que se denomina “cristal privado” no puede bloquear el calor ni filtrar los rayos ya que se trata efectivamente, de un “tinte”, simplemente un tratamiento colorante que se aplica al cristal del coche, que sigue siendo vidrio templado corriente. Igual que hay diferentes acabados en cristalería, más transparentes, verdosos, azulados… existe la opción de elegir cristal privado para nuestro coche nuevo.

Este tratamiento aporta un valor estético, ayuda a prevenir los deslumbramientos y mejora la privacidad en el interior del coche, sin embargo no tiene ninguna de las propiedades del tintado de lunas con lámina solar, ya que este “tinte” es incapaz de bloquear el calor, ni filtrar los rayos dañinos del sol, ni mantener los cristales pegados en caso de accidente ni proteger los interiores del coche de la degradación producida por la luz solar.

Se trata de una opción estética y anti deslumbramiento.

Ahora puedes decidir qué es lo que mejor le sienta a tu coche y a tu familia, la instalación de lámina solar o bien un cristal privado.

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies