coches-segunda-mano

Una avería oculta o el engaño del vendedor son los mayores temores antes de comprar un vehículo usado.

El mercado del coche de segunda mano está en pleno auge y se puede encontrar una amplia variedad de modelos a precios baratos, sin embargo, también es momento de tomar mayores precauciones, ya que los motivos de la venta pueden ser tanto porque el vendedor necesita el dinero, como por una avería en ciernes que tendrá una reparación costosa o que se acerca el momento de realizar un mantenimiento caro, como cambiar neumáticos, la distribución, etc.

Así que os dejamos algunos puntos básicos a revisar si vais a comprar un vehículo usado, ¡mucho ojo!:

  1. La prueba, sin música. Es importante que estés atento a los sonidos del coche cuando hagáis la prueba. Lo ideal es que puedas conducirlo tú. Debes escuchar si entran bien las marchas, el sonido y la fuerza al frenar, la potencia del vehículo en las cuestas, si suena la dirección en algún momento, vibraciones extrañas, amortiguación, etc. También debes observar el coche desde fuera, vigilando que no salga humo ni blanco, ni gris.
  2. Pide facturas. Pide facturas de todo lo que se te ocurra, por ejemplo, del cambio de la correa de distribución, el últmo cambio de aceite, ruedas o las pastillas de frenos. Todas estas operaciones suman un pico si no se han hecho adecuadamente. Si el vendedor no ha guardado las facturas y tienes dudas sobre si ha realizado el mantenimiento, al menos, tienes un argumento para bajar el precio.
  3. Los kilómetros. Es difícil saber si han trucado el cuenta kilómetros, tampoco es muy habitual, pero un motivo para sospechar podría ser el desgaste del volante y de los pedales, si éstos y la tapicería están muy gastados y marca pocos kilómetros, puedes plantearte las primeras dudas.
  4. Accidentes anteriores. Si un coche ha sufrido un accidente grave, aunque haya sido reparado, es conveniente no comprarlo. Debes comprobar el portón del maletero, si está descuadrado, la estructura puede perder seguridad y robustez en caso de absorber un nuevo impacto.
  5. Neumáticos. Es complicado saber si hay problemas ocultos, pero puedes observar si están cristalizados y haría falta un cambio o si el desgaste es uniforme o no.
  6. El mechero, la radio, el aire acondicionado… Tómate tu tiempo. Sea invierno o verano comprueba que funcionan el aire acondicionado (escucha si salta el compresor para enfriar) y la calefacción, también la radio o el mechero, ya que aunque no seas fumador, cada vez son más los aparatos que se conectan a la corriente del vehículo (navegador, teléfono, tablet, etc.)
  7. Observa los niveles. Mira también el nivel de aceite o anticongelante, para descartar problemas de consumo de aceite, junta de culata (si rezuma o no, aunque esto es habitual en los coches de más de 10 años) y radiador.
  8. Aunque sea un aspecto básico, no dejes en manos de un desconocido tu documentación. Es mejor pagar 30 euros a una gestoría si no podéis ir juntos a tráfico que dejar tu identidad en manos de cualquiera. Los papeles siempre a la vista.
  9. Antes de comprar, también puedes consultar en Tráfico el estado del vehículo (si tiene embargos, tasas sin pagar, etc.) el trámite cuesta unos 8 euros, pero merece la pena.
  10. Acordad quién paga el impuesto de vehículos de tracción mecánica ese año, y saldadlo en el momento, después, será difícil reclamar.

¿Se os ocurren otros aspectos a tener en cuenta?

2 Trackbacks

  1. […] El grupo político ha pedido la creación de una serie de medidas de control que vigilen la autenticidad del número de kilómetros de los vehículos de ocasión y de los “compraventas” que en más de una oportunidad han dado un disgusto a sus nuevos dueños. Qué decir de la época en que se bajaban de Alemania, las reducciones eran brutales. […]

  2. […] este post hicimos una recopilación de algunos trucos para que no te timen al comprar un coche de segunda […]

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies