consumo-combustible

consumo-combustibleLa publicidad suele tomarse ciertas licencias a la hora de vender un producto. Entre ellas, se encuentra, con demasiada frecuencia, la de mentir acerca de las características de lo que se nos quiere vender. Este es el caso del sector del motor, sobre el que la OCU ha descubierto que nos venden consumos falsos y emisiones contaminantes falsas en sus anuncios.

El estudio se ha llevado a cabo sobre variedad de fabricantes europeos por varias asociaciones de consumidores y el resultado no puede ser más descorazonador, hay diferencias de ¡hasta el 45%!, un porcentaje demasiado elevado como para que no se considere publicidad engañosa o directamente, un fraude al consumidor.

Se trata además de una información difícil de verificar para un conductor normal, ni las emisiones se pueden medir fácilmente, ni es fácil disponer de equipos suficientemente calibrados y tener condiciones óptimas para la prueba en el caso del consumo de combustible. Es imposible saber si nos están diciendo la verdad, la situación de indefensión es evidente y esto, los fabricantes lo saben, por eso mienten.

Las trampas de los fabricantes para reducir el consumo

Las organizaciones de consumidores que han destapado el engaño, desvelan algunos de los truquitos que se utilizan para obtener mejores cifras de consumo, por ejemplo, utilizar los neumáticos con un inflado superior al recomendado, ruedas especiales con menor resistencia, algunas modificaciones aerodinámicas, etc. Todo lo posible para pasar un test, que en condiciones normales no daría el mismo resultado.

En las pruebas de consumo encontramos desvaríos como probar el coche sobre rodillos: no en carretera, no en un circuito cerrado, ¡sobre rodillos! Claro, la resistencia es mínima. Sin cuestas, sin viento, sin curvas, acelerones ni frenazos. Qué maravilla.

Las velocidades a las que se prueba, también son las más beneficiosas para cada modelo, el punto donde menos consume el vehículo: 19 km/h. para ciudad y 63 km/h. para carretera. De risa.

Así que mucho ojo si el consumo es un factor decisivo para ti a la hora de comprar un coche, lo mejor es preguntar a algún conocido que tenga esa marca o modelo para hacerte una idea real de lo que consume, porque las especificaciones del fabricante pueden variar más de un 12% con la realidad. Aquí te explicábamos como sacar el consumo aproximado de tu vehículo.

¿Esto es legal?

Por desgracia y de momento, sí se ajusta a la normativa. Para 2017 se prevé que se implante un nuevo ciclo de homologación del consumo para toda la UE con patrones más controlados. Algo que debería estar en marcha desde hace años, pero que algunas marcas quieren retrasar aún más y que no se aplique hasta el año 2020.

Quizá para entonces, los vehículos nuevos consuman más que su versión anterior.

2 Trackbacks

  1. […] y nos obligarán a cambiarlos antes de tiempo. Pero al cambio prematuro de ruedas hay que sumar un mayor consumo de combustible y en una cifra, nada desdeñable: casi un 7% […]

  2. […] ya comentamos en este blog, existe un problema añadido que podría desaparecer si se impone la supervisión de la UE y es la […]

Déjanos tu comentario!

*

Tu email NO aparecerá publicado

*

Cookies

Utilizamos cookies para que tengas una mejor navegación. Puedes ver quiénes son las cookies y a qué se dedican aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies