Un 72% de las carreteras españolas presenta grietas

grietas en la carretera

Aunque a priori este estadio de deterioro no es especialmetne grave, supone la antesala de problemas mayores y, no es difícil imaginar que con los recortes, el estado de las carreteras ha dejado de ser una prioridad en España. El problema puede comprometer gravemente la seguridad de la red de carreteras españolas si se abandona el mantenimiento y se deja empeorar su actual estado.

Según la Asociación Española de la Carretera, aunque las grietas en sí no suponen un peligro directo para el conductor, las lluvias persistentes sí pueden resultar catastróficas. Y es que estando la mayoría del firme agrietado, el agua se filtra con facilidad y si a esto se unen bajas temperaturas, los depósitos de agua se congelan, dilatan y comprometen la estructura del firme, causando daños ahora sí más graves.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones en este blog, también los parabrisas pueden sufrir el deterioro de la carretera. Los baches, grietas e irregularidades del firme, unidos a los contrastes de temperatura a que sometemos las lunas en invierno (frío exterior y calefacción interior) contribuyen a que muchos impactos rajen haciendo insalvable ya la luna y teniendo que recurrir al cambio en lugar de a la reparación.

El agrietamiento actual perjudica especialmente a motoristas y ciclistas, más sensibles a las imperfecciones del pavimento que pueden provocar caídas.

No Comments

Deja un comentario