Cómo el tintado de lunas te puede ayudar a impedir un robo

Las lunas tintadas tienen muchos beneficios para los ocupantes del vehículo, incluso, pueden ayudarte a evitar los robos.

La lámina solar es un compuesto de poliéster, tintes, metales, diferentes aleaciones en función de sus características finales e inhibidores de las radiaciones dañinas del Sol UV.

Esta composición es la que confiere a los cristales del vehículo mayor resistencia al aplicarles el tintado de lunas. Para entendernos, el comportamiento de ventanillas y luneta térmica, pasa a ser como el de un parabrisas; en caso de impacto (con una piqueta, una piedra, etc.) los trozos de cristal se mantienen pegados, la ventanilla continúa de una pieza impidiendo al ladrón acceder inmediatamente al vehículo.

Gracias a los tintes, también impiden que a simple vista en la calle, se pueda ver el interior del vehículo y si dejamos en él objetos de valor como sillitas infantiles, carros, GPS, herramientas, equipos de música, etc.

De este modo la lámina solar cumple una doble función disuasoria para los ladrones; por un lado, evita que nuestro coche se convierta en objetivo al ocultar su interior y, por otro, en caso de que intenten robarnos, el ladrón tardará mucho más tiempo en acceder al interior ya que los cristales laminados permanecen de una sola pieza, por lo que tendrá que “arrancar” la ventanilla al completo si quiere tener acceso al vehículo.

A la hora de elegir un objetivo, lo más seguro es que los delincuentes se decanten por un vehículo sin tintado de lunas, ya que es mucho más sencillo romper el cristal templado, hacer un agujero e introducir el brazo.

Así que si sueles guardar algún objeto de valor en tu coche o furgoneta, dejas la sillita de retención infantil instalada o la radio puesta, la lámina solar puede ayudarte a evitar robos.

No Comments

Deja un comentario