La lámina solar protege el interior de tu vehículo de la decoloración

Recurrir al tintado de lunas no solo protege a los ocupantes del vehículo de los rayos Ultravioleta dañinos del Sol, también contribuye a proteger nuestro coche: la lámina solar evita en gran medida la decoloración y degradación de los materiales del interior que se deterioran por los rayos solares.

Manetas interiores, mandos de elevalunas y controles de aire acondicionado o equipos multimedia suelen utilizar el color negro y debido a la acción del Sol, en pocos años aparcando en la calle se quedan blanquecinos estropeando el aspecto de nuestro coche.

No sólo eso, el Sol también puede debilitar su integridad, haciendo que se partan o deformen con mayor facilidad.

Otra de las partes que sufre por el calor y las radiaciones es la propia tapicería, el Sol es un potente decolorante y tras unos pocos años de exposición a la luz intensa, el color de nuestros asientos se ha convertido de repente, en una versión mucho más suave que cuando lo compramos. El tono está como “lavado”.

Así, el valor de nuestro vehículo se ve reducido rápidamente por un interior deteriorado. Igualmente sufren elementos como los altavoces, anclajes de los cinturones de seguridad o sillitas infantiles ubicados de forma permanente en su interior.

La mejor solución y más sencilla es tintar las lunas, gracias a esta simple acción se filtran el 99,9% de las radiaciones UV, se bloquea una cantidad de calor nada despreciable y además se protegen los objetos del interior de miradas indiscretas; pero lo más importante es que se detiene notablemente el deterioro y la decoloración de nuestros plásticos y tapicería.

No Comments

Deja un comentario