¿Para qué sirven los puntos negros de los parabrisas?

Puntos negros parabrisas

La función del patrón de puntos negros que bordea los parabrisas y lunetas térmicas de los vehículos no tiene nada que ver con la estética y sí con la seguridad.

La franja negra es totalmente opaca y bastante ancha y aunque estéticamente no es nada favorecedora para el diseño del vehículo, su cometido es primordial: sirve para proteger de la acción del sol el pegamento que mantiene el parabrisas adherido a la estructura del vehículo.

La función del patrón de puntos negros que bordea los parabrisas y lunetas térmicas de los vehículos no tiene nada que ver con la estética y sí con la seguridad.

Un asunto de seguridad

Y si tenemos en cuenta que el parabrisas es el responsable de al menos, un 30% de la seguridad de nuestro coche, el tema no es menor. Esta pieza de vidrio no solo nos protege del viento y de los objetos que se puedan proyectar desde la calzada, sino que contribuye de forma decisiva a la rigidez estructural del vehículo. La solidez del techo y del chasis dependen por tanto, de esta pieza de cristal.

Así, su pegado y correcto mantenimiento son tan importantes como el mantenimiento de los frenos o los neumáticos.

También cumple un papel decisivo en el correcto funcionamiento del airbag, como elemento pasivo de seguridad: el airbag del acompañante no funcionará correctamente si no está bien instalado, ya que se proyecta “apoyándose” en el parabrisas mediante una acción explosiva para proteger al pasajero en centésimas de segundo.

Si el pegamento que adhiere el parabrisas a la carrocería no está en buen estado, el cristal podría desprenderse en una colisión y dejar al acompañante sin la protección del airbag.

Cada vez más sistemas de ayuda en el parabrisas

Los parabrisas se han sofisticado con los años y cada vez son más los vehículos que incluyen entre sus prestaciones sistemas de detección de carril, sensores de lluvia y luz, cámaras o displays que ha que calibrar y colocar correctamente en caso de sustitución o reparación de nuestro parabrisas.

Otros incluyen hilos térmicos por su perímetro, permitiendo ahorrarnos la rasqueta en invierno para retirar el hielo o la nieve de forma rápida y sin riesgo de arañar su superficie o empeorar la visibilidad.

Por último, la presencia de los puntos negros en el parabrisas ayuda en la fabricación de estas piezas de vidrio, impidiendo la formación de distorsiones ópticas en el proceso de horneado que permite curvar el cristal a la medida de nuestro modelo de coche, ya que se utilizan como patrón y como control del rango de temperatura alcanzado.

No Comments

Deja un comentario