Tintar las lunas de tu coche te protege del cáncer de piel

Dermatólogos, pediatras e instituciones internacionales apuestan sin duda por mejorar la protección contra el sol de los conductores y en los hogares; sin embargo, en nuestro país no está permitido instalar lámina solar en la parte delantera del vehículo.

La Asociación Española de Pediatría recuerda la importancia de proteger a los niños y adolescentes del sol. El daño por los rayos UVA y UVB es acumulativo y una exposición excesiva en la infancia puede dar problemas durante la edad adulta incrementando el riesgo de padecer cáncer de piel.

Las nubes, los cristales del coche, permiten el paso de la radiación ultravioleta, no los bloquean. Así que en tanto en la playa como en la montaña y en cualquier época del año, el riesgo está presente.

En el caso de los bebés menores de 6 meses, la protección se complica ya que no se recomienda aplicarles todavía protectores solares en crema, por lo que habrá que evitar que estén al sol, utilizar ropa de manga larga y sombreros y no salir a pasear con ellos en las horas centrales del día.

Cómo proteger los ojos de los niños del Sol

En el coche, a la hora de hacer un viaje, lo mejor es que nuestras ventanillas estén provistas de lámina solar, las lunas tintadas bloquean el 99% de los rayos dañinos UVB que los cristales de vidrio no son capaces de bloquear. Además reducen el calor interior y evitan los deslumbramientos.

La Skin Cancer Foundation, en EE.UU. amplía estas recomendaciones a todos los ámbitos: los adultos deben protegerse del sol tanto en el coche como en sus casas o en la oficina. El lugar de trabajo, si estamos cerca de una ventana es un sitio muy peligroso, ya que las radiaciones dañinas atraviesan los cristales y al estar climatizado, no sentimos calor y pasamos mucho tiempo en el mismo lugar. Varias horas de exposición al sol sin protección, lo que nunca haríamos en una playa, lo hacemos en el trabajo. Es conveniente solicitar a nuestros superiores la instalación de lámina solar en las ventanas que tengan cerca puestos de trabajadores.

Hace siete años, la revista The New England Journal of Medicine publicó una imagen que dio la vuelta al mundo: la de un camionero cuyo rostro se mostraba mucho más envejecido del lado que quedaba junto a su ventanilla; el sol había hecho importantes daños en su piel. Los dermatólogos no dudan en recomendar la misma protección en el coche que si estuviéramos en el exterior.

Con una extensa evidencia científica sobre los riesgos de viajar sin protección en el interior de un coche, en España no se permite el tintado de lunas delantero, solo en casos de enfermedad (como el lupus) y en determinadas comunidades autónomas como Madrid. En Francia sí se puede proteger la parte delantera del vehículo así como en EE.UU.

Los gobiernos provinciales y estatales deberían actualizar su normativa y adaptarla a la realidad del cáncer de piel, permitir la instalación de lámina solar en las ventanillas de conductor y copiloto para proteger mejor a sus ciudadanos y prevenir la aparición de melanomas.

Puedes ver nuestros precios para el tintado lunas en este enlace.

No Comments

Deja un comentario